ARTÍCULOS

09/02/2017

Posibilidades infinitas


Posibilidades infinitas

Posibilidades infinitas

En la ciencia ficción o en las visiones del futuro, las pantallas juegan un papel importante con mucha frecuencia. Y entretanto ya estamos en el futuro: Los OLED permiten desarrollar pantallas finas, flexibles y transparentes incluso con nuevas formas, ofreciendo un amplio campo de juego para dotar a las aplicaciones existentes con opciones adicionales o para crear productos completamente nuevos.
La mayoría de las pantallas aún se basan en la tecnología de pantallas de cristal líquido o LCD (liquid crystal display), o de transistor de películas finas o TFT (thin-film transistor). Sin embargo, cuando se trata de una visualización especialmente innovadora, cuando haya requisitos extremadamente específicos o cuando se vayan a realizar grandes diagonales, se emplean cada vez más los diodos orgánicos de emisión de luz u OLED (organic light emitting diode). Estos utilizan materiales orgánicos que emiten luz al alimentarse con corriente. Por lo tanto, a diferencia de los TFT se iluminan solos y no requieren retroiluminación. La única desventaja que tienen actualmente es su vida útil relativamente corta. Los OLED individuales pueden llegar a durar más de 30.000 horas, aunque se están realizando investigaciones para aumentar esta cifra. El fabricante también está trabajando en incrementar su eficiencia energética por encima del 30%. Al principio, los OLED se basaban sobre todo en portadores de vidrio rígidos; en la actualidad ya se encuentran pantallas curvas, como por ejemplo en smartwatches, o incluso variantes redondas como las que ofrece DLC. Mediante un encapsulamiento de película fina se pueden fabricar OLED basados en metal o vidrio aún más finos. En función del tipo de estimulación se diferencia entre OLED de matriz pasiva, PMOLED, y OLED de matriz activa, AMOLED.

OLED de matriz pasiva

Los PMOLED utilizan para su estimulación un esquema de control secuencial sencillo. Este estimula una fila (o línea) detrás de otra de la pantalla. Puesto que los PMOLED no tienen condensador de almacenamiento, la mayoría de las filas de píxeles están apagadas durante la parte del tiempo. Para que a pesar de esto se logre una determinada iluminación se requiere mayor tensión, y esto, a su vez, conlleva algunas desventajas: Los PMOLED no son muy eficientes desde el punto de vista energético, y además tienen una vida útil reducida debido a la tensión relativamente alta. Con respecto a la resolución y al tamaño también se presentan límites, ya que la tensión requerida aumenta con el número de filas. Así, las pantallas PMOLED no suelen superar un tamaño de 3”. Su gran ventaja es que su precio es más barato gracias a que la fabricación es más sencilla y económica. Algunos fabricantes ya ofrecen pantallas PMOLED flexibles, que se utilizan en pulseras deportivas, incluso pueden encontrarse modelos transparentes.

OLED de matriz activa

Los AMOLED utilizan un transistor de películas finas con condensador de almacenamiento. El condensador se encarga de que solo cambie una fila de píxeles cada vez, todas las demás permanecen iluminadas durante todo el tiempo. Así, los AMOLED requieren menos energía que los PMOLED, consiguen tasas de repetición de imagen más cortas y permiten desarrollar pantallas más grandes con mayor resolución. Sin embargo, su fabricación es más cara, por lo que los productos finales también lo son. Una forma especial son los AMOLED de lámina, que permiten pantallas curvas. Se basan en un sustrato plástico flexible que apenas protege el OLED contra daños por humedad u oxígeno. Los fabricantes mejoran la estanqueidad mediante capas de bloqueo optimizadas.

Buenas perspectivas

En la actualidad, los OLED se encuentran sobre todo en pantallas de teléfonos móviles y otros productos electrónicos de consumo, en dispositivos médicos, soluciones de iluminación, así como en el sector del automóvil, por ejemplo panel de instrumentos e iluminación interior, así como para aplicaciones totalmente nuevas, como el retrovisor interior o las pantallas HUD (Head-Up Display, sistema de proyección de información sobre el parabrisas). Si los fabricantes consiguen aumentar la eficiencia energética y luminosa de los OLED, se implementarán cada vez más en los años venideros y la imaginación de los desarrolladores de novedades no tendrá límite para muchos.

Otras noticias:

página:    siguiente
Revista Española de Electrónica
Es una Publicación de Revista Española de Electrónica S.L.
Tarento, nº 20. 50197 Zaragoza, Spain.
electronica@redeweb.com +34 876 269 329
Copyright © 2017 Todos los derechos reservados
Información Legal | Contacto
Síguenos > facebook twitter
publicidad y diseño web